Comentario de la película Baraka

, , , , 0 Comentarios

Sandra de Santiago Félix


A través de música e imágenes, la película Baraka muestra una diversidad cultural que coexiste por medio de la relación entre el hombre y la naturaleza  así como la vida del hombre tecnificada. Puede parecer como el paso de la desaparición de lo natural con la implantación  de la técnica, pero también la reconstrucción de lo natural de manera artificial dando como producto otro tipo de vida, alejada de lo natural y totalmente automatizada, ejemplo de ello son las imágenes de las maquilas. Se alternan imágenes de lo natural con imágenes del hombre y cómo va transformando la naturaleza de modo que sugiere una aniquilación de lo primitivo-tribal para suplantarla con un “modo mejor de vida” que al final resulta contradictorio, pues la tecnología, según las imágenes, automatizan al hombre y hace que pierda la relación con lo natural y lo sagrado.
            Con la proyección de imágenes de paisajes o animales muestra la belleza de lo natural y en ese momento se puede hablar de la experiencia estética con la naturaleza y que con la suplantación técnica se ha perdido y al hombre se le ha olvidado observar los fenómenos naturales y apreciarlos en su totalidad. La película muestra de manera contrastante la vida humana en su ámbito natural y donde ha interferido con la creación de obras, que no dejan de ser bellas, pero que reflejan la finitud del propio hombre y lo efímero de ellas.
            Los diferentes rituales que se presentan hablan de la experiencia divina que aunque de diferente modo en cada cultura, se refleja que el hombre en general siempre estará buscando un encuentro con algo que no se encuentra en él. En cada ceremonia hay un contacto con algo superior, ya sea inventado por el hombre, con edificios y templos construidos específicamente para eso o simplemente el contacto con lo natural como en los ritos más tribales.
            Si se toma lo dicho por María Zambrano acerca de la naturaleza como fuente del ser, se nota que el planteamiento de la película se encamina a dicha afirmación, como un retorno a la naturaleza para comunicarse con la fuente del ser. La omisión de la voz, característica muy particular de la película, sugiere la búsqueda de la universalización del lenguaje para llegar a mantener, precisamente esa comunicación con la fuente del ser. Tal comunicación no existe cuando se muestran las imágenes de ciudad y del modo de vida en ellas, donde el hombre ha perdido el sentido de su vida. Si se traslada lo que Zambrano dice acerca de que el arte y la poesía nos reconducen a la experiencia primitiva de sentirse vivo, esta experiencia sólo se estaría encontrando en las prácticas religiosas al modo de las culturas tribales, donde aún no se han impuesto elementos sagrados más tecnificados y en los que entran en juego además de la creencia en los divino, la comunicación natural, el lenguaje corporal y la experiencia colectiva. Baraka es reflejo de la búsqueda de la esencia sagrada y en ella se muestran las diferentes formas en que el hombre la busca, ya sea con dioses o con la natural, pero también aparece otro elemento, el tiempo, que llega a compartir con el hombre todas las transformaciones que se dan en dicha búsqueda. 

0 comentarios: