0 Comentarios

Ahí aparece la pregunta
al ver tantas letras sin sentir
tantos caracoles, vidrios y ventanas
no hay salida
la puerta efímera dialoga
olvida la misión:
lo que dicte esa mano no es lo más preciso

Ahora que la puerta se fue
no queda más misterio

una cara escribe por orden de la mano
ella, juega con su dueño
él, sólo es un esclavo

¿quién es la mano,
quién la sostiene?

Entes
contrarios o no
ocultan el imperio que defienden

0 comentarios:

Tiempo. Poema


Atardecer que reposas
y admiras la elocuencia del pensar,
si tú también tienes alas,
vuelve a soñar como el niño
que salió de su castillo
y no regresó para llorar
ni para reiniciar su camino.

0 comentarios:

Contradicción

0 Comentarios

Jurar dos veces
perder la libertad
la misma cosa
volver
reirnos de nosotros.

Somos marionetas
de un eterno devenir
jugador de pasiones
mientras tú,
yo,
ello,
esperas,
duermo,
calla

0 comentarios: